C
martes, septiembre 28, 2021

El Consejo de Emalgesa aprueba la congelación del recibo municipal del agua y nuevas bonificaciones para las familias con menos recursos

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, ha presidido el Consejo de Administración de la Empresa Municipal de Aguas de Algeciras (Emalgesa), que se ha celebrado de forma telemática y en la que ha participado también el teniente de alcalde y consejero delegado de Emalgesa, Javier Vázquez Hueso.

Entre otros asuntos, se ha presentado la previsión de gastos e ingresos para 2021 (13.610.104 euros) que arroja una previsión de superávit de 77.525 euros; y se ha dado cuenta del Plan de Sequía y de la Ordenanza municipal de vertidos.

Asimismo, se ha dado luz verde para la próxima aprobación inicial en el Pleno de la Corporación Municipal a la modificación de las Ordenanzas Municipales sobre Prestaciones Patrimoniales no Tributarias del Servicio de Abastecimiento de Agua Potable y del Servicio de Alcantarillado. Estas modificaciones contemplan la congelación del recibo municipal del agua para el año 2021, así como la puesta en marcha de nuevas bonificaciones sobre este servicio que tendrán como beneficiarias a las familias algecireñas que cuenten con menos recursos económicos, unas medidas que, en palabras de Landaluce, “son muestra del compromiso social de este equipo de Gobierno, siempre con la mirada puesta en la atención a quienes más lo necesitan”.

La congelación del recibo municipal beneficiará a todos los ciudadanos y empresas “una decisión que responde a la actual situación de crisis generada por la pandemia, y que supone además un gran esfuerzo para la empresa pública EMALGESA, pero que acometemos con ilusión, ya que hemos trabajado desde un triple punto de vista para dar respuesta a las necesidades derivadas de la pandemia, la sequía y el medio ambiente”, recalca el primer edil.

En lo que se refiere a la ampliación de las bonificaciones, el teniente de alcalde y consejero delegado de la Empresa Municipal de Aguas de Algeciras, Javier Vázquez Hueso, explica que por un lado se amplían los rangos económicos de las tarifas reducidas y del mínimo vital básico de 100 litros gratis al día para que puedan beneficiarse más familias algecireñas.

Este efecto se va a notar especialmente en el mínimo vital, porque además se ha reorganizado la estructura para que todo aquel que tenga derecho al mínimo vital, tenga también la tarifa reducida. Con esto se consigue que quienes peor lo están pasando no paguen los primeros nueve metros cúbicos de agua y tampoco la mitad de lo que consuma entre 9 y 35 metros cúbicos, es decir, que una familia que consuma 35 metros cúbicos (35.000 litros), solo pagaría 13, lo que supone casi un tercio entre ambas medidas.

“También hemos creado la tarifa reducida o bonificación social para desempleados y familias con pocos ingresos en abastecimiento. Era una tarifa que ya existía en alcantarillado, pero no en abastecimiento y con el aumento del número de personas que han perdido su trabajo, entendemos que es una decisión necesaria para poder responder a esta crisis”, indica el teniente de alcalde.

Otra cuestión a la que se ha dado respuesta es no tener que pagar la cuota de contratación de alcantarillado cuando cambiabas la titularidad. Esto ya ocurría así en abastecimiento en virtud de la modificación del Reglamento del Suministro Domiciliario del Agua de Andalucía que se llevó a cabo en 2012, pero es una medida que incorporamos también al alcantarillado.

Este paquete de medidas contempla también el incremento de las cuotas variables de los organismos oficiales, es decir, aquellos que dependen de las distintas administraciones públicas, gravando más a los grandes consumidores que hace uso el 10% del agua que disfrutan los algecireños, invitándoles además mediante una campaña de colaboración individualizada a reducir sus consumos.

El objetivo es que con los 150.000 euros extraordinarios que Emalgesa prevé recaudar por este concepto, se destinará a crear un fondo de obras que permita ir mejorando progresivamente las tuberías de la ciudad.

Por último, al objeto de establecer un mayor control medioambiental que evite vertidos incontrolados a la red de alcantarillado, se establece la ejecución por parte de Emalgesa de las acometidas de saneamiento con la misma fórmula que rige desde hace más de 25 años en el servicio de abastecimiento.

Vázquez Hueso también ha destacado “el trabajo realizado por el alcalde y la concejal delegada de Hacienda, María Solanes, junto a los técnicos municipales y de Emalgesa, para poder establecer estas medidas”.

También se ha aprobado un reajuste en la retribución que Aqualia recibe como concesionaria del servicio de agua. En este sentido, Vázquez Hueso ha explicado que “a diferencia de lo que ocurre con los recibos de los algecireños, toda la retribución de Aqualia es variable, por lo que se incrementa anualmente en base al IPC y al aumento de metros cúbicos; lo que ha provocado que se vaya multiplicando desde hace años, provocando graves desórdenes en las cuentas de Emalgesa cuando el consumo ha subido bastante”.

Para ello, se dividirá esa retribución en una parte fija que solo se incremente en base al IPC y otra variable que mantenga la doble revisión, con lo que “se asimilará la retribución al modelo de recibos de los algecireños, se protegerá a Emalgesa del efecto económico que tienen las grandes variaciones de consumo y se reducirá la proyección de incremento de la retribución de Aqualia en los 25 años de servicio que quedan”.

Últimas noticias

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad