La Diputación entrega plantones hortícolas de primavera y verano para el programa de Huertos Educativos

El Servicio de Educación Ambiental del Área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible de la Diputación de Cádiz está procediendo este mes a la entrega en el Centro de Educación Ambiental ‘La Casa de Colores’, en Jerez de la Frontera, de los kits de plantones de variedades hortícolas de primavera-verano, además de sustrato y abono, a los 31 centros educativos y  tres colectivos participantes en la edición 2020-2021 del Programa de Huertos Educativos.

Este programa se inició en el pasado mes de noviembre con el reparto de semillas para todo el curso y plantones de hortalizas propias de la temporada de otoño e invierno, sustrato, abono y semilleros, a todos los participantes, además de utillaje, aperos y elementos de riego necesarios para iniciar un huerto, en caso de centros de nueva incorporación al programa, según las necesidades, características del huerto y centro y de los recursos disponibles. 

Mario Fernández, vicepresidente segundo de la Diputación y responsable de la citada área de gestión provincial, ha agradecido a los participantes su labor, esfuerzo e implicación para llevar a cabo en sus respectivos centros el Programa de Huertos Educativos, “en un año muy complicado como el que estamos viviendo debido a la pandemia provocada por el COVID-19”. 

Mediante este programa se pretende ofrecer los medios necesarios para trabajar competencias educativas, además de cuestiones terapéuticas y de comportamiento de los destinatarios, relacionadas con la agricultura tradicional, la horticultura ecológica y la cultura agraria en sentido amplio.

La Diputación facilita a los centros participantes la creación de un huerto en sus instalaciones para conocer los principales cultivos tradicionales como base de una alimentación y hábitos de vida saludables y sostenibles, además de conocer las herramientas básicas y las faenas necesarias para el cultivo en el huerto, dignificando el trabajo hortelano, favoreciendo el trabajo cooperativo entre el alumnado, el profesorado y otras personas que colaboran en el desarrollo del huerto.

El programa también aborda el tratamiento de las competencias básicas y otras cuestiones curriculares educativas, y se plantea contribuir a la adquisición de compromisos de acción en favor de la soberanía alimentaria, el mercado de proximidad, la calidad de los alimentos o la agricultura ecológica, y abordar el tratamiento de conductas y terapias que potencien el desarrollo cognitivo y psicomotriz de las personas participantes.