lunes, septiembre 25, 2023

El gobierno municipal testimonia su apoyo a los vecinos de Paloma baja en la manifestación

TARIFA. Alcalde y varios concejales acudieron a la concentración desarrollada en el mismo camino hacia el poblado, junto a la cresta de la duna
La protesta ha contado con la participación de todo el vecindario de Paloma Baja, de todos los residentes afectados directamente por el bloqueo del camino a causa del desplazamiento dunar.
La concentración ha comenzado sobre las 10,30 h. y ha consistido en una reivindicación, en la reclamación de una solución definitiva para un problema que comenzó a ser grave hace ya diez años.
El Alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz Giráldez, y los concejales Noelia Moya y Fran Terán, han estado entre los vecinos, y han departido con ellos haciéndose cargo de la situación y compartiendo la problemática con los residentes de esta parte del término municipal. Al gobierno municipal le preocupa especialmente que los vecinos no tengan línea de evacuación cuando el temporal aprieta, a pesar de que en los últimos días se ha asegurado el trabajo de la maquinaria pesada para evitar bloqueos.
La actual presidenta de la A.A.V.V. de Paloma Baja, Alba Espinosa, ha manifestado que los vecinos se muestran atotados de ver la escasa respuesta real que tienen por parte de las administraciones superiores a la hora de buscar una “solución definitiva y real a este problema de incomunicación que padecemos con los constantes temporales”. Espinosa se “agarra” a manifestaciones últimas de responsables políticos regionales para pedir una infraestructura protectora, que permita a los vecinos circular por la vía, incluso en las situaciones meteorológicas más adversas. Se apunta así a la construcción de un túnel que facilite el tránsito regular entre el poblado y la salida a la

Nacional 340.
Por otro lado, estos vecinos miran con esperanza a la cita de septiembre y esperan que haya entendimiento entre instituciones para que éstas asuman responsabilidades repartidas.
Mientras, en el lugar, sigue trabajando una retroexcavadora y una cuba de agua para dejar libre el camino. Se retira arena y se humedece, con un vehículo-cuba, la superficie, para evitar movimientos de material por el viento.

Últimas noticias